Secador de pelo profesional: características y cómo elegirlo

Los secadores de pelo profesionales han traspasado la puerta de las peluquerías y son cada vez más utilizados en ámbitos domésticos. Con unas características propias, estos secadores permiten secar, alisar y rizar el pelo de forma más eficaz. Es por esto que aquellas personas aficionadas a la peluquería apuestan cada vez más por usar este tipo de secadores en casa.

Diferencias entre un secador de pelo profesional y uno doméstico

Potencia

Es la capacidad del secador de generar temperatura y flujo del aire y se expresa en vatios. Cuanta más potencia tiene el secador, menos se tarda en secar el pelo. Si se utiliza un secador con poca potencia se puede estropear el pelo mientras que, reduciendo la cantidad de tiempo que se usa el secador, se reducirá también el daño. Además, con un secador profesional se puede elegir una menor temperatura ya que el chorro de aire es más potente.

Accesorios

Un secador de pelo profesional suele incluir una serie de accesorios que facilitan la tarea de lograr un determinado peinado: boquillas concentradoras, difusores, peines de cerámica…

Tecnología

La gran mayoría de los secadores profesionales incluyen algunos avances tecnológicos que hacen más sencillo el cuidado del cabello. Uno de ellos es la función iónica, que deja el pelo más brillante y menos encrespado. No obstante, los secadores iónicos cada vez están más generalizados en el ámbito doméstico. No ocurre lo mismo con los secadores que incluyen en su interior cerámica -que ayuda a distribuir de forma uniforme el calor- o turmalina -un mineral que ayuda a alisar el pelo, sellar la cutícula y retener la humedad-. Estas propiedades se reservan para los secadores de peluquería.

Durabilidad

Los secadores de pelo profesionales son más duraderos que los domésticos, ya que se entiende que su uso va a ser mucho más intensivo.

Diseño y peso

Los secadores de peluquería implementan una mejor ergonomía que facilita su agarre. Esto se debe a que están preparados para un uso continuo, mientras que los secadores domésticos tienen un uso más esporádico. Con respecto al peso, los secadores profesionales están fabricados con materiales ultraligeros para que no se canse el brazo después de usarlo durante un largo tiempo.

Precio

Debido a su calidad y a todas las posibilidades que ofrecen, los secadores profesionales son más caros que los domésticos. No obstante, tienen un precio relativamente asequible. Además, a la larga estos secadores son más económicos porque duran más.

Cómo elegir un secador de pelo profesional

En los últimos años los secadores han evolucionado mucho, añadiendo nuevas tecnologías y volviéndose más silenciosos, compactos y ligeros. Los hay de todo tipo: domésticos, de viaje, profesionales… Elegir el más adecuado dependerá del uso que se le vaya a dar pero, si apuestas por un secador profesional, te damos los siguientes consejos:

  • Potencia: un secador profesional debe tener una potencia de al menos 1800W para poder realizar correctamente el cepillado. Los de uso doméstico por el contrario se encuentran entre 1500 y 2000 vatios.
  • Materiales: para evitar la rotura de la carcasa, se deben usar los polímeros de plástico de alta calidad. Para alargar la vida del secador lo mejor es que tenga un filtro extraíble, de manera que se pueda limpiar de forma regular. Si el secador tiene un revestimiento interno de cerámica se obtendrá un calor infrarrojo más suave y constante (y por tanto menos agresivo). La turmalina consigue el mismo efecto que la cerámica pero además emite iones.
  • Temperatura: es imprescindible que el secador permita regularla. De esta manera se podrá utilizar la más adecuada para cada tipo de cabello y fase del secado. Además debería incorporar un botón de aire frío para usarlo al final del secado.
  • Control del aire: el secador debe incorporar un control de la velocidad del aire ya que, en función de la boquilla que se esté utilizando y del peinado que se esté haciendo, se necesitará un caudal distinto.
  • Accesorios: el difusor sirve para distribuir el aire y se utiliza principalmente para cabellos rizados. La boquilla estrecha consigue concentrar el aire y ayuda a alisar el pelo. Cuantos más accesorios, más diversidad de peinados se podrán realizar.
  • Peso: hay que elegir un secador que se adecúe a las características técnicas que se necesiten pero intentando que su peso sea el menor posible para evitar dolor de brazos.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.