Consejos para lucir unos pies bonitos

Ahora que llega el buen tiempo las botas dejan paso a las sandalias y las chanclas. El uso de zapatos abiertos durante el verano hace que los pies sean mucho más visibles y que además se estropeen con mayor facilidad. No te pierdas estos consejos para lucir unos pies bonitos y sanos.

  1. Lava los pies diariamente: la base de unos pies bonitos es la limpieza, que previene la aparición de malos olores e infecciones. La higiene es aún más importante en verano, ya que los pies sudan y se ensucian por estar al aire. Tras lavarlos se deben secar correctamente para evitar hongos, prestando especial atención a la zona situada entre los dedos.
  2. Hidrata los pies: la hidratación diaria es imprescindible para evitar la aparición de grietas y durezas, nutrir la piel y suavizarla. Para ello se pueden usar cremas hidratantes específicas para pies o aceites vegetales.
  3. Exfolia los pies un par de veces a la semana. Para este fin existen cremas exfoliantes específicas. Hay que prestar atención especial a los talones, para los que se puede usar una lima eléctrica o piedra pómez. Tras exfoliar los pies, límpialos con agua fría y aplica crema hidratante.
  4. Corta bien las uñas: para evitar heridas provocadas por el roce de los zapatos es imprescindible tener las uñas cortas. Antes de cortarlas, ablándalas con agua caliente. Usa tijeras o un cortaúñas específico para los pies y corta de forma recta (nunca curva) ya que, si no, podrían clavarse en la piel. Ten cuidado de no cortarlas en exceso, ya que su función es proteger los dedos.
  5. Usa la lima correctamente: si las uñas no están muy largas, en lugar de cortarlas se pueden limar. Hay que hacerlo siempre en la misma dirección y con cuidado de que no queden picos, ya que se puedan clavar y formar uñeros.
  6. Retira las cutículas: para hacerlo, mete los pies en agua tibia con jabón o sales de baño durante cinco minutos. Una vez que la piel se ha ablandado, usa el palito de naranjo para empujar las cutículas.
  7. Pinta las uñas: antes de usar el esmalte, aplica una base transparente protectora. Luego pinta con el esmalte en tres brochazos (el primero en el centro de la uña y los otros dos a cada lado). Déjalo secar, aplica una segunda capa y remata con un brillo.
  8. Elimina la piel muerta: para prevenir las callosidades, quita la piel muerta con una piedra pómez o lima dos o tres veces a la semana. Hazlo después de la ducha, ya que el agua habrá ablandado la piel y el proceso será mas sencillo.
  9. Repara los talones agrietados: las grietas en los talones son comunes durante el verano. Para evitarlas o tratarlas lo más importante es la hidratación. Utiliza cremas específicas que contengan urea o manteca de karité.
  10. Deshazte de las durezas y callos: si ya han surgido durezas o asperezas, no desaparecerán en un día. Para eliminar las durezas, usa primero una lima o piedra pómez y después aplica una crema específica para durezas. Si aparecen callos, utiliza apósitos o cremas callicidas. En caso de que los callos surjan con frecuencia, es recomendable visitar a un podólogo.
  11. Aplica protector solar: para evitar quemaduras durante el verano es conveniente aplicar protector solar en los pies. El protector no sólo se debe usar en la playa, sino también para pasear durante las horas de más sol, ya que los pies se pueden quemar fácilmente si se utiliza calzado abierto.  
  12. Usa aceite esencial de rosa mosqueta: es muy útil para las pieles castigadas. Sirve para regenerar la piel, pues reduce grietas, sequedad, cicatrices y quemaduras. 
  13. Ten cuidado con las infecciones: en verano pueden proliferar los hongos en lugares públicos. Utiliza siempre chancas en las piscinas y las duchas.
  14. Masajéalos: un masaje en los pies mejora la circulación y evita que se hinchen. El masaje se puede realizar mientras aplicas el hidratante o antes de dormir.
  15. Reduce la hinchazón: en verano es común que los pies se hinchen por el calor. Mételos en baños de agua con sal, alternando agua fría y caliente.
  16. Elige unos zapatos cómodos y transpirables: así evitarás las rozaduras, ampollas, callos y durezas.
PUBLICIDAD

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.