¿Qué es la cosmética bio certificada?

Cada vez más personas se pasan a la cosmética bio certificada por sus beneficios para la piel y para el medio ambiente. Pero, ¿sabemos exactamente lo que es?

Qué es la cosmética bio

La cosmética bio (también llamada ecológica) es aquella que cumple esencialmente dos requisitos en su fabricación. El primero, que esté elaborada con ingredientes de origen natural y no contenga sustancias artificiales (como aluminios, parabenos…). El segundo, que sus principios activos hayan sido obtenidos mediante sistemas de cultivo ecológico, libres de transgénicos y pesticidas, y que buscan un impacto ambiental mínimo.

En general la cosmética bio cumple las siguientes características:

  • En el cultivo de sus ingredientes no se usan herbicidas ni abonos químicos.
  • El uso de plantas modificadas genéticamente no está permitido.
  • No se utilizan conservantes sintéticos ni colorantes artificiales, siliconas ni otros derivados del petróleo.
  • No pueden usarse en su fabricación componentes químicos.
  • No está testada con animales.
  • Su fabricación genera un impacto mínimo ecológico en la zona.

No se debe confundir la cosmética bio con la natural. Si bien no existe una definición totalmente consensuada de estos términos, generalmente se llama cosmética natural a aquella que está elaborada con materias primas procedentes de animales, plantas y minerales. Al igual que la cosmética bio, no usa conservantes, aditivos ni componentes tóxicos, pero en este caso sus ingredientes no provienen en su mayoría de cultivos ecológicos. Se puede decir, por tanto, que toda cosmética bio es natural, pero no toda la cosmética natural es bio.

Cosmética bio certificada: sellos

No existe una regulación oficial en la Unión Europea para delimitar claramente qué es cosmética bio o ecológica y qué es cosmética natural. Son entidades privadas las encargadas de desarrollar normativas al respecto y, aunque hay una base común en todas ellas, no hay un criterio 100% homogéneo. No obstante, para ayudar a los consumidores las entidades privadas certifican mediante sellos aquellos cosméticos que cumplen unos determinados parámetros.

Cada sello de certificación tiene unas reglas concretas que especifican el tanto por ciento de componentes ecológicos que tiene que llevar el producto para ser considerado bio, así como qué componentes están autorizados en su fabricación y cuáles no. La mayoría, no obstante, sí coinciden en incluir el criterio de no usar animales para probar los productos cosméticos y el requisito de que la elaboración del producto no puede contaminar el medio ambiente.

A la hora de comprar productos bio es importante fijarse en si efectivamente están o no certificados. Algunos de los sellos que en Europa certifican si un producto cosmético es ecológico son: Bioacene, ICEA, Ecocert, Cosmebio, BDIH, Ecocontrol, Nature, Bio.Inspecta y Soil Association.

Cabe destacar además que los sellos se otorgan a productos concretos, no a marcas.

Beneficios de la cosmética bio

La principal ventaja de los productos de cosmética bio es que contienen una gran cantidad de vitaminas, antioxidantes y otros ingredientes que cuidan la piel y respetan el medio ambiente. Se pueden destacar además los siguientes beneficios:

  • La piel asimilar mejor la cosmética natural o bio que la que está formulada con un alto porcentaje de concentrados químicos y sintéticos. Esto se debe a que la ausencia de ingredientes derivados del petróleo permite una absorción del cosmético y una respiración del tejido cutáneo mayor.
  • Está indicada especialmente para los casos de pieles intolerantes, porque sus fórmulas están libres de los componentes que suelen dar reacción.
  • Sólo lleva aromas naturales.
  • Conserva los efectos fungicidas y bactericidas de las plantas así como las propiedades regeneradoras e hidratantes de los aceites.
  • Protege el medio ambiente al no usar pesticidas en su cultivo y venderse en envases reciclables e incluso biodegradables.

En principio los productos de cosmética bio minimizan los riesgos de alergia aunque pueden aparecer problemas si se tiene intolerancia  a alguno de los componentes de la fórmula. Por ello es obligatorio que todos los ingredientes estén detallados en la lista INCI (Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos) del etiquetado. Asimismo deben abstenerse de usar cremas ecológicas las personas que padezcan rosáceo o acné inflamatorio diagnosticado que precise de un tratamiento específico.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.