Guía de los tipos de corte de pelo femeninos

Corte midi, corte bob, media melena… son muchos los apelativos que se le pueden aplicar al largo y forma del corte de pelo, y las diferencias a veces son mínimas. A menudo los cortes de pelo vienen determinados por las tendencias y comienzan a hacerse conocidos en revistas y blogs de belleza. A continuación se resumen los principales estilos para que nadie se pierda con los apelativos.

Cortes de pelo corto o muy corto

  • Buzz: el estilismo más corto de todos. Consiste en raparse toda la cabeza por igual.
  • Undercute: rasurado de las capas internas de la melena, bien en la nuca (para hacer un recogido) o bien en un lado de la cabeza (para peinar la melena hacia el otro lado). Este rasurado se puede añadir en un corte ‘pixie’.
  • Punk: consiste en raparse los laterales y dejar la zona superior más larga para hacerse peinados tipo cresta. También se puede llamar ‘corte mohicano’.
  • Pixie: en este corte los laterales y la parte trasera del pelo son muy cortos pero sin llegar al rapado. La zona de arriba se deja unos centímetros más larga que los laterales. Se puede ir variando con flequillos más largos colocados hacia el lado. Es el corte de pelo que se muestra al inicio de este artículo.
  • Garçon: es similar al pixie. Es un pelo corto no muy apurado, con patillas y flequillos estilizados, de aire masculino.
  • Mop-Top: también denominado corte ‘a tazón’. Es el que llevaban los Beatles.

Cortes de media melena

La media melena clásica es aquella que se sitúa justo por encima de los hombros. No obstante, existen algunas variantes en la longitud y forma del pelo.

  • Bob: es un corte recto que llega a una altura entre la mandíbula y el cuello por la parte delantera, mientras que por la nuca es más corto. Suele ir acompañado de flequillo. No obstante también existe una versión más larga que llega a la altura de los hombros (‘long bob’). Si en lugar de llevarlo liso se luce con ondas se denomina ‘wavy bob’. Además en lugar de simétrico se puede llevar asimétrico.
  • Carré o pageboy: tipo de Bob en el que el cabello se corta justo por debajo de las orejas recto, sin capas. Suele peinarse con las puntas hacia dentro.
  • Chop: melena que sobrepasa la mandíbula y que tiene un flequillo. Todo el cabello está despuntado y peinado informalmente.
  • Shag: media melena a capas muy popularizada en los 90 gracias al personaje de Rachel de Friends. ‘Shaggy’ significa despeinado y esta es una de sus características, junto con el volumen aportado por las capas.
  • Wob: base cuadrada y a la altura de la mandíbula inferior. Su textura es ondulada (‘wavy’). Está a medio camino entre el carré y la melena midi.
  • Cleopatra: se caracteriza por ser totalmente recto y liso y estar acompañado de un flequillo también recto. Su longitud es similar a la del ‘Wob’.
  • MIDI: clásica media melena, cuya longitud puede ir desde mitad del cuello hasta a los hombros. Puede ser lisa, ondulada, rizada, recta o a capas.

Cortes de pelo largo

  • Lob: con este corte el pelo llega por debajo del hombro.
  • Melena desfilada: recta en la parte trasera y los lados y desfilada en la zona delantera de corto a largo, simulando un flequillo largo abierto.
  • Corte en capas: sirve para darle volumen y movimiento al pelo. Cuanto más cortas, más volumen pero menos densidad en puntas.

Tintes y mechas

  • Bronde: es la coloración híbrida entre castaño y rubio (‘brunette’ + ‘blonde’). Puede dar lugar a una amplia gama de tonos intermedios en función del color natural de cada mujer: ‘gold blonde’ (bronde dorado), ‘cooper bronde’ (bronde cobrizo), ‘hazelnut bronde’ (bronde avellana)…
  • Californianas: son aquellas mechas que exageran la decoloración que produce el sol en el cabello, aclarando las puntas de la melena. De esta manera se produce un gran contraste de color entre raíz y puntas.
  • Granny hair: consiste en llevar el pelo tintado de gris plata, de manera que su color sea similar al de una melena con canas.
  • Patch: tipo de mechas aplicadas con peine a partir de particiones en el pelo. Proporcionan un efecto más natural, dan textura e incluso volumen a la melena. Si combinan dos colores se llaman ‘doble patch’.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.