Cambios físicos en la adolescencia y cómo afrontarlos

Con la llegada de la adolescencia, los niños se enfrentan a una serie de cambios físicos y psicológicos, a los que tienen que aprender a acostumbrarse. El cambio de niño a adulto se produce en muy pocos años y este cambio radical también va acompañado de vaivenes emocionales, por lo que se trata de una época difícil ante la que hay que tener paciencia.

La adolescencia se inicia con la pubertad, que es su primera etapa. En las niñas esta fase comienza entre los 10 y los 12 años y, en los niños, entre los 12 y los 14. Es durante la pubertad cuando aparecen los cambios físicos, que pueden ocasionar ansiedad y baja autoestima en los niños. Los adolescentes pueden volverse muy vulnerables a los comentarios de su alrededor acerca del aspecto.

Cambios físicos que llegan con la adolescencia

  • Salida del acné en cara, pecho y espalda.
  • Crecimiento de vello axilar, pubiano (en los genitales) y en piernas y brazos.
  • Aumento del sudor que puede ir acompañado de un olor fuerte (mal olor) sobre todo en las axilas.
  • Gran crecimiento, que puede ir acompañado de dolores sobre todo en las rodillas y las grandes articulaciones.

Además de estos cambios físicos genéricos para todos los adolescentes, aparecen otros propios de cada sexo

Cambios físicos en el sexo masculino

  • Aparición de vello en rostro, espalda y tórax a partir de los 12 años.
  • Se ensancha el cuerpo, sobre todo el tórax, los hombros y la espalda.
  • Aparición de la manzana o nuez de adán.
  • Crecimiento de los testículos y el pene.
  • Cambio de la voz.

Cambios físicos en el sexo femenino

  • Desarrollo completo de los senos, que tiene lugar entre los 12 y los 18 años.
  • Aparición de la primera menstruación entre los 9 y los 16 años aproximadamente.
  • Ensanche de las caderas.
  • El cuerpo se torna curvilíneo.

Como afrontar los cambios físicos de la adolescencia

En esta etapa es muy importante cuidar la salud, ya que hay que ayudar al cuerpo a que se desarrolle correctamente. La alimentación equilibrada, el ejercicio físico y un buen descanso diario son claves para afrontar esta fase del crecimiento. El deporte además aumenta la producción de beta-endorfina, hormona que controla el estrés y mejora el estado de ánimo.

Hay que darse un tiempo para acostumbrarse al nuevo cuerpo, y no es buena idea compararse con el resto de personas de la misma edad ni famosos. En lugar de pensar en las cosas negativas del cuerpo, hay que enfocarse en las cosas que nos gustan de él.

En cuanto a alguno de los efectos más molestos de la pubertad, seguir estos consejos puede ayudar a sobrellevarlos:

  • Tratamiento del acné: el acné aparece en todos los adolescentes, aunque en diferentes grados de severidad. En algunas ocasiones puede durar muchos años, afectando al autoestima del joven. Lo más importante en este caso es aprender una rutina de limpieza diaria del acné utilizando un jabón especial y una crema hidratante. Es esencial no tocarse los granos y espinillas, ya que esto puede dejar cicatrices. Si es muy profuso, conviene acudir al dermatólogo por si es necesario administrar un tratamiento oral. En el caso de las mujeres, lo mejor es evitar el maquillaje.
  • Sudoración excesiva: muchos adolescentes tienen miedo de sudar en exceso y generar rechazo, lo que dificulta sus relaciones con otras personas. Para ello lo mejor es utilizar desodorantes y antitranspirantes fuertes y bañarse con más frecuencia de lo habitual. En cuanto a la ropa, es mejor usar algodón y evitar tejidos sintéticos como nailon y poliéster.
  • Cuidar los cambios de voz: hay que utilizar la voz en un volumen moderado y evitar gritar y susurrar para no dañarla. No se debe forzar, especialmente durante resfriados o alergias.

Además de todo esto es importante que los padres hablen con sus hijos para hacerles entender que estos cambios son parte del proceso natural de crecimiento. Apoyarlos les ayudará a sentirse más seguros y a aceptar su desarrollo.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.