Eyeliner o lápiz de ojos, ¿Cuál elegir?

Tanto el eyeliner, como el lápiz de ojos, son dos productos imprescindibles para dar carácter y profundidad a la mirada. Y aunque ambos tienen la misma función, lo cierto es que cada uno de ellos tiene sus propias particularidades y modo de uso.

Si estás empezando en el maquillaje, o buscas la mejor opción para delinear tus ojos, en este artículo te contamos cómo elegir entre eyeliner o lápiz de ojos según tus necesidades y preferencias de uso.

Párpados caídos, cómo levantarlos con estos 4 tips de maquillaje

Ventajas y desventajas del eyeliner líquido

Lo primero que debes de saber es que existen diferentes tipos de eyeliner: Eyeliner líquido, en gel o en rotulador.

El eyeliner es una buena opción cuando se tiene manejo en la técnica del delineado de ojos, ya que este ofrece un trazo intenso, duradero y preciso.

Para conseguir el mejor resultado, los expertos aconsejan hacer trazos cortos y rápidos. Ya que cuando se duda, o se hace un trazo lento, es más fácil que el pulso tiemble y las líneas no queden rectas.

Por otro lado, si eres principiante, has de saber que el eyeliner líquido, además de ser un producto fijo y duradero, resulta más complicado de corregir y quitar. Así que, si estás empezando a practicar, lo ideal es hacer unos puntos guía, que te sirvan para trazar líneas lo más rectas posibles.

Además, el eyeliner no es la mejor opción si quieres destacar la línea de agua, ni si lo que quieres es conseguir un efecto difuminado.

Ventajas y desventajas del lápiz de ojos

La gran ventaja del lápiz de ojos es que resulta más sencillo de utilizar, por lo que es la opción más elegida entre principiantes.

Además, existen lápices de ojos de diferentes durezas, pudiendo conseguir distintos acabados, como un trazo más definido, o uno difuminado. El resultado final dependerá también de la forma en la que se le saque punta al lápiz. Así que lo ideal es ir probando con distintos tipos de puntas.

Al contrario de lo que ocurre con el eyeliner, el lápiz de ojos permite una rectificación más sencilla para volver a empezar en el caso de que el trazo no nos quede como queríamos.

Como desventaja, el lápiz de ojos no ofrece un acabado tan permanente como el eyeliner.  Para hacer que se mantenga más duradero, se recomienda sellar la zona con polvos traslúcidos, o repasar el delineado con sombra de ojos, o un eyeliner en sombra del mismo color.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.