5 cambios sexuales durante la menopausia que nadie te ha contado

La menopausia es una etapa natural en la vida de las mujeres, a menudo tabú, especialmente en lo que respecta a los cambios sexuales que viven las mujeres.

Y es que, esta transición, que suele ocurrir entre los 45 y 55 años, viene acompañada de una serie de cambios hormonales que pueden afectar la vida sexual. Entender estos cambios es fundamental para abordarlos de manera efectiva y mantener una vida sexual satisfactoria.

Lectura sugerida: Estos son los alimentos que no pueden faltar en tu dieta a partir de los 40

Disminución del deseo sexual

Durante la menopausia, disminuyen los niveles de estrógeno y testosterona en el cuerpo. Estas hormonas juegan un papel crucial en el deseo sexual. Como resultado, muchas mujeres experimentan una disminución de la libido o deseo sexual.

¿Cómo manejarlo?

  • Comunicación. Hablar abiertamente con la pareja sobre los cambios y preocupaciones puede aliviar la tensión y encontrar soluciones juntos.
  • Estilo de vida saludable. El ejercicio regular, una dieta equilibrada y la reducción del estrés pueden mejorar el bienestar general y el deseo sexual.

Sequedad vaginal

La disminución del estrógeno también afecta la lubricación vaginal, lo que puede causar sequedad, picazón y molestias durante las relaciones sexuales.

¿Cómo manejarlo?

  • Lubricantes. Usar lubricantes a base de agua puede aliviar la sequedad y hacer que las relaciones sexuales sean más cómodas.

Cambios en la elasticidad vaginal

La falta de estrógeno puede hacer que los tejidos vaginales se vuelvan más delgados, menos elásticos y más propensos a desgarros y molestias.

¿Qué hacer?

  • Ejercicios de Kegel. Estos ejercicios fortalecen los músculos del suelo pélvico, mejorando la elasticidad y el control muscular.
  • Relaciones sexuales regulares. La actividad sexual regular puede ayudar a mantener la elasticidad y la salud vaginal.
  • Tratamientos médicos. Las terapias con láser y otros tratamientos médicos pueden mejorar la elasticidad y la salud vaginal.

Dolor durante el sexo

La sequedad vaginal y la pérdida de elasticidad pueden hacer que las relaciones sexuales sean dolorosas, una condición conocida como dispareunia.

¿Cómo manejarlo?

  • Preliminares prolongados. Aumentar el tiempo de los preliminares puede ayudar a la lubricación natural y reducir el dolor.
  • Lubricantes y tratamientos hormonales. Como se mencionó anteriormente, estos pueden aliviar la sequedad y el dolor.
  • Consultas médicas. Consultar con un ginecólogo o sexólogo puede proporcionar soluciones específicas y personalizadas.

Cambios en el clímax

Algunas mujeres encuentran que alcanzar el orgasmo se vuelve más difícil o menos intenso durante la menopausia debido a los cambios hormonales y físicos.

¿Cómo manejarlo?

  • Experimentación. Probar nuevas posiciones sexuales, juguetes o técnicas puede aumentar la estimulación y mejorar la satisfacción sexual.
  • Terapia sexual. Un terapeuta sexual puede ayudar a abordar problemas emocionales y físicos relacionados con el orgasmo.

Estos cambios sexuales durante la menopausia no tienen que significar el fin del placer ni de la satisfacción. Con una comunicación abierta, la adopción de hábitos saludables y, si es necesario, la intervención médica, muchas mujeres pueden mantener una vida sexual plena y saludable a lo largo de toda su vida. ¡Entender y abordar estos cambios con una perspectiva positiva y proactiva es clave!

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.