Remedios caseros para quitar las ojeras

Las ojeras son unas marcas oscuras que aparecen bajo los ojos generalmente tras una mala noche, aunque pueden tener su origen en otras causas. Estas marcas dan un aspecto cansado al rostro y por eso muchas personas se preguntan si se puede disminuir la hinchazón. A continuación te proponemos 7 remedios caseros para quitar las ojeras.

Por qué aparecen las ojeras

La causa más conocida de la aparición de las ojeras es la falta de sueño y el cansancio excesivo (físico y mental). Las situaciones de fatiga hacen que los vasos sanguíneos se dilaten, mostrando un color diferente al resto de la piel. El estrés y la ansiedad, que impiden un correcto descanso, también provocan su aparición. No obstante, estas marcas pueden aparecer en el rostro por otras razones:

  • Dormir de costado o boca abajo: al dormir en estas posturas, la cara se aprieta contra la almohada y tensa el área alrededor de los ojos.
  • Problemas de circulación.
  • Alimentación desequilibrada: las ojeras pueden aparecer sobre todo por la anemia (falta de hierro).
  • Tomar demasiada sal o cafeína: los alimentos con altos niveles de sodio y cafeína hacen que el cuerpo retenga agua, afectando a la piel que hay bajo los ojos. Por eso, al cenar alimentos con excesiva sal pueden aparecer las ojeras.
  • Retención de líquidos causada por la fluctuación en los niveles hormonales, alimentación con mucha sal, ciertos medicamentos…
  • Pasar mucho tiempo frente al ordenador: mirar durante todo el día la pantalla provoca que haya tensión en los ojos y que los vasos sanguíneos de su alrededor aumenten de tamaño, dando lugar a ese tono oscuro.
  • Alergias: las ojeras pueden aparecer como resultado de la ingesta o exposición a un factor alérgeno que provoca congestión de los vasos sanguíneos de alrededor de los ojos.
  • Factores genéticos: es una de las causas más frecuentes.

Remedios caseros para quitar las ojeras

Si bien quitar las ojeras como tal no es posible, sí se puede disminuir su color oscuro para que sean casi imperceptibles. Para ello existen diferentes remedios caseros:

  • Pepino: contiene vitamina C, ácido cafeico y nutrientes que ayudan a eliminar la hinchazón. Para usarlo simplemente hay que cortar el pepino en rodajas de aproximadamente un centímetro de grosor y después colocarlas sobre los ojos durante 10 o 15 minutos. Es recomendable que el pepino esté frío de la nevera antes de cortarlo para que sea más efectivo. Igualmente se pueden utilizar rodajas de patata, que se deben dejar actuar durante 15 minutos. Si se prefiere el formato mascarilla, sólo hay que rallar la patata o el pepino, mezclarlos con un poco de agua y aplicarlos con algodón.
  • Aloe vera: esta planta es un reconstituyente celular que ayuda a mantener la piel. Para disminuir las ojeras hay que aplicar sobre las ojeras la pulpa pura de aloe vera, que se obtiene al cortar la hoja por la mitad directamente desde el tallo.
  • Dos cucharillas congeladas: para usar este remedio primero hay que dejar congelando dos cucharillas hasta que estén muy frías. Después se sacan del congelador y se colocan rápidamente en la zona inferior del ojo, dejándolas actuar hasta que recuperen la temperatura ambiente. El metal y el frío disminuirán la hinchazón y coloración de las ojeras por la activación de la circulación. Hay que tener cuidado de que no estén excesivamente frías, ya que podrían quemar o irritar la piel.
  • Bolsitas de té: los taninos del té son muy útiles a la hora de reducir las ojeras. Para aprovechar esta propiedad sólo hay que hervir dos bolsitas de té en agua y dejarlas enfriar en la nevera. Después se coloca una bolsita en cada ojo, dejándolas actuar de 15 a 20 minutos. Para terminar sólo hay que limpiar la cara. También es posible utilizar manzanilla en lugar de té, ya que esta infusión es un remedio natural para la inflamación.
  • Toallita o paño húmedo: para usar este remedio hay que mojar una toalla en agua o infusión de manzanilla y meterla en el congelador antes de ir a dormir. Por la mañana se debe colocar la toalla húmeda en la frente y los ojos durante 5 minutos.
  • Aceite de almendras: la almendra puede reparar los tejidos e hidratarlos y posee propiedades antiinflamatorias. Por ello es eficaz para luchar contra las ojeras. Su consistencia es similar al aceite que segrega la piel, por lo que es absorbido rápidamente e integrado de forma natural en la hidratación.
  • Leche: la leche ayuda a hidratar y suavizar la piel debajo de los ojos. Posee ácido láctico y componentes antioxidantes que ayudan a fortalecer zonas maltratadas como la de las ojeras. Para que sea eficaz la leche tiene que estar muy fría. Después basta con sumergir dos discos de algodón en un vaso de leche y colocarlos sobre los ojos cerrados durante 10 o 15 minutos. Cuando se hayan calentado, se vuelven a empapar en leche y se colocan otros 10 o 15 minutos.
PUBLICIDAD

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.