Depilación íntima: métodos y recomendaciones

Para el proceso de depilación íntima se pueden utilizar prácticamente las mismas técnicas que para la depilación del resto del cuerpo. Sin embargo, esta zona tiene una piel mucho más sensible y delicada, por lo que a menudo la eliminación del vello provoca bastante dolor. Te contamos las ventajas y desventajas de los diferentes métodos de depilación para la zona íntima.

Rasurado

Elimina el vello de forma rápida y barata mediante el uso de cuchillas. Sus efectos duran poco, y en apenas dos o tres días el vello vuelve a ser visible. Aquellas personas que no se depilan de forma habitual en esta zona pueden sufrir la aparición de algunos granitos o picores. Además, este método puede provocar cortes y quistes y causa un crecimiento  acelerado del pelo. Si se opta por esta técnica se debe recurrir a una cuchilla especial para zona delicada. Asimismo, conviene mantener la piel hidratada y protegida con un gel de depilación.

Cremas depilatorias

Es un método totalmente indoloro pero poco duradero. Su resultado es muy similar al de la cuchilla, aunque en este caso los poros pasan más desapercibidos en los primeros días.

Depiladora eléctrica

Depila el vello mediante unas pinzas que extraen el vello de raíz. Su efecto es más duradero que el de la cuchilla y la crema, pero irrita y duele más y el vello tampoco tarda mucho en salir. No se debe utilizar si no se dispone de los cabezales adecuados para zonas sensibles. Además sólo está recomendado para la zona superior, debido a la dificultad de acceder al resto.

Estas depiladoras habitualmente traen también un cabezal rasurador que corta el vello a la altura de la piel. Su resultado es el mismo que el de la cuchilla pero tiene menos consecuencias negativas.

Cera fría o caliente

Consiste en aplicar cera fría o caliente en la zona a depilar para extraer el vello con un tirón. Sus ventajas son que dura bastante tiempo (aunque no es permanente) y que se puede hacer en casa. Sus principales desventajas son el dolor, la incomodidad y la irritación de la piel. Las molestias dependerán de la sensibilidad de la persona y del calibre y la cantidad de vello.

No es muy recomendable usar este método en la zona genital ya que puede provocar el enquistamiento de pelos y el aumento de la flacidez debido a los tirones. Además la cera caliente tiene riesgo de provocar quemaduras y lesiones por la delicadeza de esta zona.

Depilación láser

Es un sistema que consigue la depilación permanente. También es doloroso, pero se puede mitigar la molestia usando una crema anestésica e hidratando la piel posteriormente.

El número de sesiones variará según el tipo de piel y de vello, características que también determinarán la frecuencia de realización del tratamiento. Habitualmente se realizan cada 6 semanas y son necesarias entre 6 y 8 sesiones. Si bien es el método más caro para depilarse, a la larga sale rentable por su carácter definitivo.

Entre los diferentes tipos de depilación láser los expertos recomiendan el láser diodo de Soprano A. Este tipo de láser calienta la base del crecimiento del pelo, provocando su lesión irreversible. Es menos agresivo que otros láseres y por tanto más adecuado para la zona íntima, ya que ataca al folículo piloso destruyéndolo un poco en cada sesión. Su riesgo de quemaduras es mínimo.

Consejos para depilarse

  • Hay que constatar que los elementos usados en la depilación sean desechables y se encuentren en óptimas condiciones.
  • Antes de depilarse hay que lavarse con agua y jabón y secar cuidadosamente la zona con una toalla limpia.
  • Tras la depilación conviene repasar la zona para que no queden restos de vello y aplicar crema o polvos de talco para calmar la piel.
  • Se deben evitar las relaciones sexuales el día de la depilación, ya que pueden quedar lesiones microscópicas que permiten el contagio de enfermedades como el ITS y el herpes genital.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.