Cómo cuidar la media melena rizada

La media melena rizada sienta muy bien, rejuvenece y tiene múltiples posibilidades. De hecho, en los últimos años se ha puesto muy de moda, especialmente por el auge de peinados como el ‘wavy bob’. No obstante, para muchas personas tener el pelo rizado (sea largo, corto o en media melena) supone un sufrimiento, porque no saben cómo cuidarlo y tenerlo bajo control. Te contamos cómo cuidar una media melena rizada para que puedas lucir su mejor versión.

Tipo de productos

Lo primero que hay que hacer para cuidar el cabello, es saber exactamente de qué tipo es. Conociendo su densidad (fino, medio, grueso), se podrán elegir los productos más adecuados para su mantenimiento. Lo mismo ocurre con los rizos, que no son todos iguales. Hay cabellos ondulados, con rizos sueltos en forma de S; cabellos en espiral, cuyos rizos son como muelles que comienzan muy cerca de las raíces; y cabellos rizados, que son aquellos que están a medio camino entre los ondulados y los de espiral.

En general, los cabellos rizados son más secos y frágiles que los lisos porque sus cutículas no están completamente selladas. Por ello se tienen que elegir productos especialmente diseñados para este tipo de cabellos, que sean hidratantes y reparadores y que no contengan sulfatos.

Lavado y secado

Antes de lavar el cabello, hay que desenredarlo. Si no, luego será más complicado quitar los nudos que se forman y el pelo se romperá con más facilidad. Con respecto al lavado, conviene recordar que sólo hay que hacerlo cuando el pelo lo necesite y no diariamente.

Una vez dentro de la ducha, el champú se aplicará en el cuero cabelludo para evitar que las puntas se sequen. Posteriormente, para añadir un extra de hidratación se aplicará una mascarilla desde mitad del cabello hasta las puntas. Para los rizos más gruesos y cerrados, se debe utilizar también acondicionador sin enjuague, aceite y crema.

Cuando se sale de la ducha no hay que frotar el cabello con la toalla, sino darle toques suaves para quitar la humedad. La tela áspera de la toalla provoca que se encrespen los rizos, por lo que es mejor utilizar una camiseta de algodón. Esta tela es mucho más suave y secará el pelo evitando el efecto frizz. Una vez quitada la primera humedad, la mejor opción es dejar que el pelo se seque al aire libre.

Si no hay más remedio que usar el secador, hay que elegir el flujo de aire más suave y utilizar el difusor. Para ello, deja caer los rizos naturalmente en él y comienza dirigiendo el aire desde las raíces hasta las puntas. También es posible diseñar los rizos con las manos. Sólo hay que echar producto definidor de rizos en las manos e ir aplicándolo mientras se desenrollan los mechones. Después deja secar al aire el pelo agitando la cabeza de lado a lado.

Peinado

Para peinar el pelo rizado hay que olvidarse del cepillo y hacerlo cuando esté húmedo. Lo mejor es usar un peine de púas anchas o hacerlo con los dedos. Para ello, se puede poner la cabeza boca abajo y agitar el pelo mientras se introducen los dedos con un poco de espuma para peinar. Hay que peinar el cabello de abajo a arriba, ya que se quitarán los enredos en lugar de tirar de ellos hacia abajo y aumentarlos.

Por último, recuerda que se deben cortar las puntas cada mes o mes y medio porque se abren con más facilidad que en otro tipo de cabellos.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.