Qué es la mesoterapia y para qué sirve

La mesoterapia es un tratamiento de medicina estética que ayuda a mantener una piel más joven, tersa y brillante, así como reducir la grasa localizada. Esta técnica se puede aplicar tanto en el rostro como en el resto del cuerpo para conseguir diferentes resultados. Numerosas clínicas estéticas ofrecen este tratamiento y, en Granada, el centro Alice Beauty Concept cuenta con los mejores profesionales y técnicas de aplicación.

Qué es la mesoterapia

La mesoterapia es un tratamiento de medicina estética que consiste en realizar una serie de microinyecciones con principios activos en la capa media de la piel o mesodermo, situada a 4 o 6 mm bajo la superficie. Estos principios pueden ser, entre otros, vitaminas, minerales, ácido hialurónico, aminoácidos o ácidos nucleicos.

Al inyectarse estos principios, en lugar de aplicarlos como crema o cosmético sobre la piel, sus efectos son mayores. Sus resultados serán diferentes en función de la zona en la que se apliquen y los principios que contengan. Como efectos secundarios del tratamiento pueden aparecer pequeñas inflamaciones o hematomas que desaparecerán solos a los pocos días.

Mesoterapia facial

La mesoterapia facial consiste en realizar estas microinyecciones en la zona del rostro para hidratar la piel, mejorar su textura y brillo y mantener su estructura, firmeza y tono homogéneo. En función de los principios activos que se utilicen, se puede obtener un efecto tensor y reafirmante (para retrasar el envejecimiento y mejorar la elasticidad), un efecto luminosidad, o un efecto despigmentante entre otros. Es común utilizar un cóctel de vitaminas, minerales y oligoelementos para recuperar hidratación y luminosidad; ácido hialurónico para contribuir a la retención del agua de las células; o plasma rico en plaquetas del propio paciente para devolver tersura, volumen y juventud al rostro.

Mesoterapia corporal

En el caso de la mesoterapia corporal, los principios activos se pueden utilizar para combatir la celulitis, tratar la grasa localizada y la flacidez, reducir los contornos corporales y mejorar el aspecto de las estrías. Entre los lugares que más grasa acumulan (y que más se tratan con mesoterapia) se encuentran el abdomen, los glúteos, los muslos y la papada.

No obstante, hay que tener en cuenta que la mesoterapia no es un método de adelgazamiento. Aunque con la eliminación de la grasa se consigue una pérdida de peso, no hay que perder de vista que sólo debe ser un complemento a la dieta y al ejercicio físico.

Los principios activos a inyectar dependerán de la zona a tratar y del resultado que se busque. Se pueden utilizar liporeductores (como L-Carnitina o cafeína), silicio orgánico (un mineral que estimula la producción de colágeno y elastina), centella asíatica y ácido hialurónico entre otros.

Además del uso en el rostro y el cuerpo, la mesoterapia también puede ser utilizada para tratar la alopecia. La infliltración de vitaminas, minoxidil o plasma rico en plaquetas tienen probada efectividad.

Sesiones y precio de la mesoterapia

Para comenzar una sesión de mesoterapia, lo primero que hay que hacer es limpiar la piel y prepararla. A continuación se puede aplicar una crema anestésica para disminuir la molestia de los pinchazos, aunque es un tratamiento prácticamente indoloro. A partir de este momento se puede comenzar a realizar las inyecciones, tanto de forma manual como mediante técnicas de inyección asistida. Tras la sesión conviene evitar tomar el sol, acudir a lugares húmedos y depilarse; así como abstenerse de aplicar cremas en la zona tratada, ya que la aguja puede producir pequeños cortes al introducirse.

Los resultados de las sesiones de mesoterapia no son inmediatos, sino que se necesitan varios días para que sean visibles. Además, no basta con una sólo sesión sino que son necesarias varias para obtener resultados óptimos. En función del tipo de sustancias inyectadas, el número de sesiones será mayor o menor así como el espacio temporal entre ellas. El precio del tratamiento también variará en función de la zona y del número de sesiones que sean necesarias.

Habitualmente se recomiendan entre 5 y 10 sesiones llevadas a cabo semanal, quincenal o mensualmente. Dado que sus efectos no son permanentes, posteriormente harán falta sesiones de mantenimiento para que sus resultados sean más duraderos.

En Granada, el Centro de Estética Alice Beauty Concept ofrece entre sus tratamientos la mesoterapia facial y corporal. Si quiere conocer más sobre esta técnica, no dude en pedir cita y acercarse a Calle Arabial 50, 18004 Granada.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.