La importancia de la elastina para la belleza

Para mantener la piel y el cuerpo jóvenes el organismo necesita la presencia de proteínas como la elastina, cuya función principal es la de permitir que los tejidos se estiren y luego vuelvan a su posición original sin roturas. Gracias a la elastina se evita la aparición de las estrías y otros signos de la vejez como las arrugas y la flacidez.

Qué es la elastina

La elastina es una proteína presente en el cuerpo aunque en menor cantidad que el colágeno. La propiedad principal de esta proteína es la de hacer posible que los tejidos se estiren y luego vuelvan a su posición original sin roturas o elongaciones. La elastina forma parte de los tejidos conjuntivos, sistema óseo y cartílagos, a los que da resistencia y flexibilidad.

Funciones de la elastina

Las funciones esenciales de la elastina son las siguientes:

  • Mantiene los tejidos rígidos y estables para que funcionen correctamente.
  • Evita la flacidez de la piel, al conseguir que sea flexible y regrese a su estado natural después de estirarse.
  • Mantiene la piel hidratada.
  • Previene la aparición de estrías. Cuando las fibras de elastina se rompen por estirarse demasiado es cuando aparecen las estrías o la flacidez.
  • Ayuda a luchar contra los signos de envejecimiento (como arrugas y líneas de expresión). Cuando la elastina se reduce, la piel parece seca y frágil, por lo que presenta un aspecto más envejecido.
  • Permite que la piel se estire mucho cuando sea necesario y luego pueda volver a su estado inicial (p.ej. durante el embarazo).
  • Ayuda a mantener la hidratación del pelo y lo protege contra las roturas.
  • Sostiene las fibras de colágeno y las mantiene en su lugar.

Además de para la belleza, la elastina también tiene importantes funciones para el cuerpo, ya que contribuye a la unión de las células y la formación de tejido biológico, por lo que es esencial para que los cartílagos y músculos sean más flexibles y resistentes.

Diferencia entre elastina y colágeno

El colágeno y la elastina son dos proteínas que tienen mucha relación y de las que se habla a menudo como un conjunto, aunque sus funciones no son las mismas. El colágeno es la base para la creación de tejidos y estructuras complejas del cuerpo, mientras que la elastina es la proteína necesaria para que los tejidos se estiren y encojan de forma repetida. Es decir, el colágeno actúa como un elemento de sostén que mantiene unido al cuerpo (formando huesos, piel, cartílagos…) mientras que la elastina hace posible que los tejidos sean más resistentes y flexibles.

En cuanto a la piel, el colágeno ofrece firmeza, tono y resistencia, mientras que la elastina hace posible que sea más flexible y elástica gracias a su capacidad de estiramiento. Las dos, por tanto, están estrechamente relacionadas, y para tener una piel joven es necesaria la presencia de ambas.

Cómo aumentar los niveles de elastina

Con el paso de los años los niveles de elastina van disminuyendo, lo que provoca la aparición de los signos de envejecimiento. Por ello es importante seguir una dieta rica en alimentos que aporten o favorezcan la producción de elastina como:

  • Carne roja (como la de vacuno o cerdo).
  • Verduras de hoja verde (espinacas, lechuga, etc.): contienen luteína, un nutriente que ayuda a la producción de elastina.
  • Pescados como el atún o el salmón.
  • Alimentos con zinc (huevos, arroz integral…) o vitamina A (p.ej. zanahorias) que estimulan la producción natural de elastina.

Además se puede tomar la elastina mediante complementos alimenticios que la contengan, hidrolizada o en forma de pastillas. Para un efecto sobre la piel también se pueden usar cremas que la contengan.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.