Usos cosméticos del aceite de argán

Qué es el aceite de argán

El aceite de argán es uno de los aceites vegetales más utilizados en el mundo de la cosmética. Conocido también como ‘oro líquido’ por sus propiedades para el cabello y la piel, se suele presentar en pequeños frascos, ya que sólo se necesitan unas gotas del producto para notar sus efectos. No obstante se puede encontrar también en otros formatos como mascarilla, crema, serum…

Este aceite tiene su origen en el árbol del argán, originario de Marruecos y patrimonio de la UNESCO desde 1998. Para obtenerlo se somete a los frutos de este árbol a un proceso de secado y posterior prensado.

Usos del aceite de argán para la piel

  • Hidrata la piel: el aceite de argán se usa para mantener hidratada y suave la piel. Es un líquido que se absorbe rápidamente y que se puede utilizar tanto en pieles secas como grasas o mixtas. Los ácidos grasos y la vitamina E que contiene reparan la piel dañada y la nutren.
  • Reduce el acné: por su acción antioxidante, este aceite trata la inflamación producida por las espinillas y después ayuda a regenerar la piel. Basta con aplicarlo dos veces al día sobre la piel limpia y seca.
  • Regenera las marcas producidas por la varicela y las cicatrices.
  • Actúa como desmaquillante: para usarlo hay que seguir la misma rutina que con cualquier otro producto que sirva para eliminar el maquillaje. Simplemente humedece un algodón y pásalo por la cara.
  • Previene las estrías: las estrías surgen por la falta de hidratación en la piel y, si son de color blanco, son más difíciles de eliminar. Aplicando en la zona el aceite durante unos días se disminuirá su apariencia.
  • Reduce las arrugas: sus antioxidantes lo convierten en un producto anti-envejecimiento, y sus ácidos grasos mejoran la elasticidad de la piel y le devuelven su brillo natural. Basta con masajear el rostro con unas pocas gotas.
  • Alivia la sensación de ardor, picor, quemazón y tirantez producida por las quemaduras solares.

Beneficios del aceite de argán para el cabello

  • Hidrata el pelo: el aceite de argán es uno de los más utilizados para ayudar a mejorar el cabello castigado o dañado. Por ello se puede encontrar como ingrediente en numerosos champús y mascarillas.
  • Funciona como acondicionador: facilita el peinado gracias a sus propiedades nutritivas. Con su aplicación el cabello estará más moldeable y sano y lucirá más liso y brillante. Incluso puede reducir las puntas abiertas.
  • Evita el ‘efecto frizz’: el cabello seco tiende a encresparse y generar electricidad estática. Para evitar que esto ocurra se puede echar un poco de aceite de argán en las manos y masajear suavemente el cabello. Así se restaurará su suavidad y se eliminará el ‘frizz’.

Otros usos del aceite de argán

  • Fortalece las uñas: para evitar que las uñas se partan o se descamen basta con aplicarles unas gotas de aceite de argán. Si estas gotas se masajean por toda la mano también repararán la piel seca y agrietada.
  • Hidrata los labios: el aceite de argán también sirve para mejorar los labios agrietados y mantenerlos suaves y flexibles. Se recomienda usar una o dos gotas y limpiar el exceso de aceite, especialmente en invierno.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.