No lo hagas, 5 errores que cometes en tu rutina de belleza

Lavar la piel con agua caliente

Lavar la piel con agua caliente no es nada recomendable, aunque en invierno es lo que más nos apetece. La piel tiene unos aceites naturales que la impregnan y que sirven para mantenerla elástica y protegida. Cuando usamos agua a alta temperatura hacemos que esas grasas se vayan alterando y como consecuencia se producirá sequedad.

Se cree que también influye en la disminución de la producción de colágeno y elastina, lo que aumenta la flacidez y la presencia de arrugas.

Mejor agua tibia o templada.

Exfoliar demasiado la piel

Exfoliar la piel es parte de nuestra rutina de belleza, y en sí un proceso relativamente sencillo que haces a menudo. Pero… ¿sabes si lo haces bien?

Cada tipo de piel necesita una exfoliación diferente. Exfoliarse varias veces a la semana dañará la piel de tu rostro. La búsqueda de la piel perfecta no debe hacer que abuses de este tratamiento, ya que dejará tu piel irritada y sobreexpuesta, sin su protección natural. Lo ideal es exfoliar la piel una vez a la semana y si tienes la piel sensible cada 10 días.

Acostarse sin desmaquillar

Las funciones fisiológicas del cuerpo están programadas para que se renueven cada 24 horas y coincidan con los tiempos de sueño y vigilia. Esto es: durante la noche, la piel se renueva. Con lo que llevar maquillaje durante las horas de sueño impide la renovación total del cutis y por tanto, daña la piel. Cuánto más noches duermas con maquillaje, más damnificada se verá tu piel. Incluso si tan sólo se trata de una noche.

No usar el jabón adecuado

Un jabón no adecuado para nuestro tipo de piel puede irritarnos el rostro, sobre todo si es sensible. Un jabón suave de glicerina que puedes encontrar en cualquier supermercado te sirve para pieles sensibles y normales. Los jabones neutros también.

Si tienes la piel con acné hay jabones específicos con arcilla o azufre que pueden irte muy bien. Si tienes dudas en la farmacia te pueden recomendar jabones buenos para pieles con acné.

Usar siempre la misma crema hidratante

Puede que lo hayas oído alguna vez y hayas pensasdo que es un mito. Pero es necesario cambiar de productos cosméticos cada cierto tiempo para activar tu piel. Si usas siempre los mismos productos la piel se acostumbrará y dejará de hacer efecto.

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *